Categories:

Martina, una madre adolescente de Huamanga

Es la triste realidad que viven muchas adolescentes en Huamanga, Ayacucho, pero al mismo tiempo, evidencia que ellas buscan oportunidades para salir adelante

Martina es una adolescente que tiene una historia triste, ahora es madre, y no tiene apoyo del padre de su hija. Sus padres tampoco están en condiciones de apoyarla, sus esfuerzos solo alcanzan para mantener a sus dos hermanos menores.

Ella migró junto a su familia desde una provincia cercana a Huamanga. Se asentaron en uno de los barrios pobres de la ciudad, en la periferia de Huamanga. Su padre, lamentablemente se dedicó a la bebida y al retornar al humilde hogar maltrataba verbal y físicamente a Martina, quien a sus cortos 15 años, sufría y era testigo del sufrimiento de sus hermanos y su madre.

A los 16 años conoce a Manuel, quien le lleva 03 de años edad, de quien se enamora y ve en él a la persona que hará que el sufrimiento termine. En un inicio fue así, era su respaldo en los momentos de tristeza. Se embaraza y decide escapar al pueblo de Manuel.

En el pueblo de Manuel, no pasó mucho tiempo para que empiece a celarla y a maltratarla. Martina nuevamente vivía el terror de la violencia. Un día recibió un fuerte golpe, que, por suerte, no la dejó postrada. Se armó de valor y escapó a la ciudad de Huamanga.

Martina regresó a su hogar con el apoyo de la organización social Desarrollo Integral del Adolescente – DIA, las especialistas de la institución conversaron con el padre, quien felizmente ha cambiado.

Hoy Martina mantiene sola a su bebé, realizando trabajos eventuales. Trata con mucho cariño a su hija porque quiere un futuro feliz para ella. Se ha trazado retomar su proyecto de vida, empezando por continuar con los estudios.

Martina es una de madres adolescentes de Huamanga, Ayacucho, que viven en situación de vulnerabilidad , focalizadas por la organización social DIA. A través del proyecto “Sembrando amor en tu bebé” trabaja para que ellas incrementen sus competencias parentales positivas con sus hijos, mediante talleres y sesiones individualizadas de arteterapia y video feedback, que ayudarán a gestionar sus emociones y a modificar conductas parentales. El trabajo busca también romper el círculo de violencia y pobreza.

Tags:

No responses yet

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *